¿Cómo proteger las almohadilas de tu peludo? | Universo Animal
13337
post-template-default,single,single-post,postid-13337,single-format-standard,woocommerce-no-js,yith-wcan-free,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-3.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

¿Cómo proteger las almohadilas de tu peludo?

¿Cómo proteger las almohadilas de tu peludo?

  |   Cuidados para nuestros peludos, Datos Curiosos, historias de 4 patas, Protección y Bienestar Animal, Salud Animal   |   No comment

Lo mejor que puedes hacer para proteger las almohadillas de tu peludo es fortalecerlas y endurecerlas para que pueda soportar las condiciones tanto del asfalto como en las áreas verdes. Tener una piel resistente, preparada para entrar en contacto con el suelo es el paso inicial para que las almohadillas no sufran heridas o se formen llagas.

 

Ten en mente que los perros que viven en ciudades están mucho más expuestos a condiciones que pueden resultar agresivas para sus patitas, en especial porque el asfalto, durante los paseos, es uno de los elementos que más fácilmente daña las patas de tu peludo.

 

Para evitar esto, es mejor combinar las zonas de asfalto con las de césped, de esta manera el perro irá acostumbrándose y le dará tiempo a las almohadillas de endurecerse sin llegar a dañarse.

 

El calor también es un elemento a tener en cuenta, pues las almohadillas se queman al contacto con ciertos materiales que han estado expuestos al sol durante un tiempo prolongado, generando llagas y dolor, por lo que es prudente en verano cubrir los pies de tu can con botitas o zapatos especiales.

 

Si no cuentas con esto, es mejor pasear al peludo en momentos del día en que no haya mucho sol, ya sea temprano en la mañana o en la noche, después de que el suelo se haya enfriado.

 

Cuando pasees por la ciudad debes inspeccionar el terreno antes de que tu perro pise, así podrás asegurarte que la zona esté limpia de objetos cortantes como clavos, metal oxidado o vidrio.

 

Igualmente, cuando llegues a casa revísale las sus patitas y presta especial atención a detalles como callosidades o sangrado, así sea poco.

No Comments

Post A Comment